¿Qué es, para qué sirve y cómo funciona?
La Osteopatía

Por Matias Plaza, Osteópata

La Osteopatía fue creada en Estados Unidos por el Dr. Andrew Taylor Still (1828-1917) que tras un cuidadoso estudio de la anatomía y fisiología del cuerpo humano desarrolla diferentes técnicas y manipulaciones encaminadas a restablecer la movilidad y armonía del cuerpo humano.

Podemos considerar la “lesión osteopática” como un proceso de alteración de la movilidad. No hay duda que la falta de la movilidad y la falta de aporte sanguíneo son las causas de las enfermedades degenerativas.

LAS LESIONES QUE TRATA LA OSTEOPATÍA: En un 60 % son consecuencias de lesiones traumáticas recientes o antiguas. El 20% son alteraciones posturales o del trabajo. El 20% restante son producto de la alimentación y la vida desordenada, del estrés y la ansiedad de la vida actual.

Consultorio Osteopatía

Contactate con Matías para solicitar un turno:

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono

Mensaje

OSTEPATIA INTEGRAL:

Es la correcta integración de las tres partes (estructural, visceral y sacro- craneal) que no deberían de actuar nunca por separado, entendiendo al individuo como una unidad funcional única e inseparable.

Actualmente el paciente va tomando conciencia de que la enfermedad es asunto suyo y que su decisión de curarse, implica cierto dinamismo por su parte en la búsqueda del camino adecuado hacia la salud y el equilibrio.

La osteopatía se inscribe como una corriente innovadora, que será una de las claves de la medicina del futuro, la suavidad e individualización de las técnicas, no pueden ser más que beneficiosos para aquellos verdaderamente dispuestos a hacer lo que sea para curarse y seguir siendo seres independientes, lúcidos, activos y en disposición de disfrutar de todo lo que la vida pone a nuestro alcance.

La meta final de la Osteopatía es pues permitir que el paciente se encuentre libre de nuevo, sobre sus bases cualesquiera que sean, y empezar no sólo a existir sino a ser.

LA OSTEOPATIA: MEDICINA NATURAL DEL DOLOR

El dolor en la mayoría de los casos es como un timbre de alarma que indica que algo no va bien, pero no debe ser descuidado ni tratado a la ligera, solo con medidas que hacen desaparecer el sintoma; es necesario saber porque duele.

LA OSTEOPATIA SE TRABAJA A TRES NIVELES:

OSTEOPATIA ARTICULAR:

La osteopatía toma como base de estudio el cuerpo en su conjunto: Se hace una exploración física y se valoran los sistemas afectados.

Se normaliza con el fin de restablecer la movilidad en al zona de que se trate. Se deja que el cuerpo reaccione a la normalización y haga sus compensaciones. El equilibrio del cuerpo y la correcta armonía de las líneas de gravedad es fundamental en la posición de la columna y el apoyo de los pies en el suelo, de ello va a depender la marcha y la posición de la cabeza y los pies, produciendo los ajustes necesarios en medio.

Ejemplo:

Las caídas, tan frecuentes, de nalgas producen a veces disfunciones del coxis que conllevan un ajuste de la línea antero-posterior de gravedad pudiendo producir un sin fin de lesiones secundarias tan diversas y distantes como dolores de cabeza, cervicales, hemorroides, problemas, ginecológicos, depresiones….

OSTEOPATIA SACRO – CRANEAL:

Basada en el movimiento de los huesos del cráneo que se traduce en una fluctuación del liquido cefalo raquídeo a través de las membranas de tensión reciproca.

La Osteopatía craneal se impondrá gracias a su demostrada eficacia en el tratamiento de las afecciones mas graves especialmente en los niños y en los ancianos, sin embargo y esto parece increíble todavía, ciertos osteopatas la ignoran por diversas razones, sin duda la dificultad del aprendizaje de este método y la gran disponibilidad que supone su practica y la amplitud y calidad de los estudios no son extraños a esta ignorancia.

Indicaciones de la Osteopatía craneo-sacra:

Dolores, neuralgias, cefaleas, sinusitis, rinitis, otitis, perturbaciones de los órganos de los sentidos ( oído, vista, gusto, olfato), problemas de equilibrio, escoliosis esfenobasilar, migrañas, y algunas perturbaciones psicosomáticas (nervios, angustia, ansiedad, etc.)

OSTEOPATIA VISCERAL:

Se trata de un método esencialmente basado en manipulaciones activas y pasivas de los órganos y en ejercicios musculares específicos para descongestionar, elastificar, despegar y en resumen mejorar la movilidad de la zona visceral.

OSTEOPATIA ARTICULAR:

La osteopatía toma como base de estudio el cuerpo en su conjunto: Se hace una exploración física y se valoran los sistemas afectados.

Se normaliza con el fin de restablecer la movilidad en al zona de que se trate. Se deja que el cuerpo reaccione a la normalización y haga sus compensaciones. El equilibrio del cuerpo y la correcta armonía de las líneas de gravedad es fundamental en la posición de la columna y el apoyo de los pies en el suelo, de ello va a depender la marcha y la posición de la cabeza y los pies, produciendo los ajustes necesarios en medio.

Ejemplo:

Las caídas, tan frecuentes, de nalgas producen a veces disfunciones del coxis que conllevan un ajuste de la línea antero-posterior de gravedad pudiendo producir un sin fin de lesiones secundarias tan diversas y distantes como dolores de cabeza, cervicales, hemorroides, problemas, ginecológicos, depresiones….

OSTEOPATIA SACRO – CRANEAL:

Basada en el movimiento de los huesos del cráneo que se traduce en una fluctuación del liquido cefalo raquídeo a través de las membranas de tensión reciproca.

La Osteopatía craneal se impondrá gracias a su demostrada eficacia en el tratamiento de las afecciones mas graves especialmente en los niños y en los ancianos, sin embargo y esto parece increíble todavía, ciertos osteopatas la ignoran por diversas razones, sin duda la dificultad del aprendizaje de este método y la gran disponibilidad que supone su practica y la amplitud y calidad de los estudios no son extraños a esta ignorancia.

Indicaciones de la Osteopatía craneo-sacra:

Dolores, neuralgias, cefaleas, sinusitis, rinitis, otitis, perturbaciones de los órganos de los sentidos ( oído, vista, gusto, olfato), problemas de equilibrio, escoliosis esfenobasilar, migrañas, y algunas perturbaciones psicosomáticas (nervios, angustia, ansiedad, etc.)

OSTEOPATIA VISCERAL:

Se trata de un método esencialmente basado en manipulaciones activas y pasivas de los órganos y en ejercicios musculares específicos para descongestionar, elastificar, despegar y en resumen mejorar la movilidad de la zona visceral.

OSTEPATIA INTEGRAL:

Es la correcta integración de las tres partes (estructural, visceral y sacro- craneal) que no deberían de actuar nunca por separado, entendiendo al individuo como una unidad funcional única e inseparable.

Actualmente el paciente va tomando conciencia de que la enfermedad es asunto suyo y que su decisión de curarse, implica cierto dinamismo por su parte en la búsqueda del camino adecuado hacia la salud y el equilibrio.

La osteopatía se inscribe como una corriente innovadora, que será una de las claves de la medicina del futuro, la suavidad e individualización de las técnicas, no pueden ser más que beneficiosos para aquellos verdaderamente dispuestos a hacer lo que sea para curarse y seguir siendo seres independientes, lúcidos, activos y en disposición de disfrutar de todo lo que la vida pone a nuestro alcance.

La meta final de la Osteopatía es pues permitir que el paciente se encuentre libre de nuevo, sobre sus bases cualesquiera que sean, y empezar no sólo a existir sino a ser.

X