CHI KUNG o QI GONG

En chino, Qi Gong significa “control o disciplina de la energía. El Qi Gong es entonces la gimnasia energética china, y ayuda, a través de la filosofía Taoísta, a restaurar, tonificar, vitalizar todo nuestro cuerpo y nuestro espíritu.

El Qi Gong es parte de la medicina tradicional china desde hace más de 2000 años.

Su práctica está fundada en 3 principios:

  • El control del movimiento, que debe ser natural, lento y tranquilo.
  • El control de la respiración, que debe ser lento y sincronizado con los gestos.
  • El control del pensamiento, que dirige el Chi, la respiración, el aliento al interior del la red energética del Chi en nuestro cuerpo es el mismo que en acupuntura. Por esto es necesario conocer muy bien esta red de circulación para una práctica personal.

Esta gimnasia esta hecha de diferentes movimientos realizados lentamente, sin esfuerzos musculares, sin aceleramiento del corazón o la respiración. Al contrario, la respiración se disminuye. El Qi Gong no es solamente movimientos, sino también posiciones del cuerpo (parados o inmóviles) o posiciones sentadas para ejercicio de relajación o visualización.

La practica del qi gong procura una relajación del cuerpo, por que los movimientos son lentos, distendidos y ágiles. Esta relajación se profundiza con la respiración que disminuye. En ese estado, se siente el interior del cuerpo y se comunica al exterior, con la naturaleza.

Los ejercicios energéticos se pueden practicar:

Al aire libre con el fin de ofrecer una capacidad máxima de oxigenación del cuerpo en un ambiente de vegetación y naturaleza.

En grupo para aprovechar mejor las interacciones dinámicas entre los participantes.

A cualquier edad, desde los niños hasta los ancianos:

En los Niños: el Qi Gong va sobretodo a desarrollar el esquema corporal y el control del cuerpo, mejorar su atención y el aprendizaje de la concentración.

En los deportistas: El qi gong refuerza la capacidad de resistencia, permite un mejor control de los actos técnicos para visualizar con más intensidad los resultados, tonifica las estructuras osteo-articulares, da potencia en el esfuerzo muscular intenso

En el adulto: El Qi Gong ayuda a mejorar la flexibilidad del cuerpo, a relajarse y a manejar el estrés. Permite un equilibrio psicosomático. El objetivo es de alcanzar una sensación de bienestar y vitalidad.

En los ancianos: El qi gong ayuda a conservar o a recuperar una cierta flexibilidad, a trabajar sobre el equilibrio evitando así caídas innecesarias y ayuda también a entrenar y preservar la memoria.

Además de las posturas de Chi Kung Terapútico, durante la clase se imparten conocimientos sobre Medicina Tradicional China. Aprendemos sobre recorrido de meridianos,sus puntos principales,automasaje con digitopuntura,sencillos tratamientos para aliviar dolencias y muchos conceptos más que nos ayudan a conocer como actúa este antiguo arte curativo para mejorar nuestra salud y mantenerla en perfecto estado todo el año.

Lunes de 16 a 17,30hs.  Reservá tu lugar ahora!

LA PRACTICA DEL QI GONG

La práctica del QI GONG es suave y no utiliza tensión muscular. Así le resulta más sencillo al practicante alcanzar un estado de paz y tranquilidad, que es el camino que nos acerca al Tao.

El general Chi-Kuang al explicar esta técnica a sus soldados lo hacía de la siguiente manera:

“Si nos planteáramos la práctica del QI GONG como una batalla que libramos contra la enfermedad y el envejecimiento, entonces nuestro cuerpo sería el campo de batalla, nuestra mente sería el general, la respiración la estrategia, el chi (energía) serían los soldados y el espíritu sería la moral del general y las tropas.

Por lo tanto, para ganar la batalla, debemos conocer el campo de batalla (nuestro cuerpo) y aprender a situarlo en posición más ventajosa para la batalla. El general (nuestra mente) que es quién dirige la batalla, debería estar tranquilo, sabio y saber en todo momento lo que está sucediendo y lo que debería hacer, para así poder desarrollar la mejor estrategia (nuestra respiración).Cuando el campo de batalla, el general y la estrategia (el cuerpo, la mente y la respiración) estén correctamente organizados (equilibrio), los soldados (nuestra energía) podrán ser dirigidos con eficacia.

Además necesitaremos una gran moral y un espíritu combativo (la constancia), así la batalla será ganada y nos fortaleceremos”

Comentarios

comentarios

X